Los beneficios de tomar café

Muchas veces hemos escuchado noticias que critican los efectos perjudiciales del café, pero hay multitud de estudios que demuestran que un consumo moderado nos aporta muchos beneficios a nuestra salud.

d9bc87e93181e2615c5a00670018596d

Para empezar podemos contaros que diversos estudios sugieren que una taza de café puede ayudarnos a combatir los síntomas de la migraña. Al contrario de lo que se piensa, el consumo en dosis razonables no afecta al sueño ni daña el corazón. Por el contrario, parece haberse descubierto que el café puede sernos de ayuda en la prevención de enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson.

Además, el consumo de cafeína nos ayuda a mantenernos activos elevando nuestra capacidad de alerta, y no sólo eso, sino que mejora notablemente nuestra concentración.

 

De todos modos, el mayor beneficio hasta ahora descubierto son los antioxidantes que contienen los granos de café. De sus múltiples funciones destacamos la protección que nos ofrece de mutaciones celulares y el retraso de su envejecimiento.

¡Bueno parece que queda claro que un buen café calentito no sólo está muy rico y entra fenomenal a cualquier hora, sino que además nos ofrece un buen puñado de razones para convencernos a estar muy orgullosos de ser “cafeteros”!

¿Sabéis que nuestro Pescaíto Frito viene de antiguo?

  ¿Quién no ha disfrutado en Cádiz saboreando nuestro tan típico pescaíto frito? ¡ Es una de esas delicias que nuestros turistas, hablando sobre su viaje por nuestra tierra, rememoran entre sus amigos con una sonrisa en el rostro!. Pues vamos a hablaros un poco sobre la historia de ésta tradición.

 bar-los-olivos-pescaito-frito-entrada

  Primero explicaremos, para quién no lo haya probado aún, en qué consiste el pescaíto frito. La receta es sencilla, se elabora rebozando el pescado en harina de trigo, friéndolo con abundante aceite de oliva y espolvoreando con sal. Se sirve calentito, recién frito, acompañado de un buen trozo de limón fresco y es costumbre tomarlo con una cerveza o vino. Nosotros lo solemos tomar, bien como entrante o como primer plato.

 Normalmente los pescados favoritos para elaborarlos de este modo suelen ser pequeños y con pocas espinas: como salmonetes, boquerones, pijotas o acedías. Aunque también son muy típicos los pescados mayores, como el cazón o la caballa, muchas veces macerados en adobo antes de la fritura. No podemos olvidar tampoco los riquísimos choquitos, puntillitas o gambas; que también resultan una delicia pasados por el aceite.

 El pescaíto frito, aunque probablemente no lo conociesen con ese nombre, era plato ya conocido allá por los tiempos de los navegantes fenicios y la antigua Roma. Éstos últimos lo tomaban acompañándolo con garum, que era una salsa muy famosa y conocida en todo el mediterráneo romano.

 Posteriormente lo podemos encontrar en la comida sefardita, servido también en compañía de una vinagreta elaborada de diversas hierbas. Además, encontramos descripciones en los diarios de viajeros del siglo XVIII, donde se nos cuenta la costumbre de comer pescado frito en ciertas partes de Andalucía. De hecho, sabemos que en  tiempos de La Pepa, Cádiz contaba nada menos que con 84 freidores.

 Vemos así cómo ésta forma de tomar el pescado ha acompañado a nuestro pueblo desde tiempos remotos, y hoy sigue más de moda que nunca, convirtiéndose en una delicia gastronómica con carácter universal.

¡Sí, lo sabemos!, después de tanto leer sobre pescado ahora te han entrado ganas de comer ¿verdad?, pues aquí te dejamos nuestra carta de pescado para que elijas qué deseas pedir   http://bit.ly/1glMblZ